Patatas con costillas (Guiso de Papas con costillas)

Hola a tod@s, llevo un tiempo sin poner recetas en el blog, pero ante las numerosas peticiones de lectores espero retomarlas y empezar a crear recetas, la verdad es que no me lee nadie, pero al menos me sirve cuando no me acuerdo de una receta.
Hoy os voy a deleitar con un guiso de patatas con costillas muy rico y sabroso con un toque al vino blanco, el tinto de la foto es para nosotros.

 

Ingredientes:

  • Medio costillar.
  • Pimiento.
  • Patatas.
  • Vino blanco.
  • Una Cebolla.
  • Pimienta negra.
  • Un tomate.
  • Dos zanahorias.
  • Dos hojas de laurel.
  • Aceite virgen extra y sal.

Comenzamos con las patatas con costillas, como veis los ingredientes son muy fáciles de conseguir y seguro que casi todos los tenemos por casa menos las costillas, colocamos la olla rápida en el fuego, perdón, antes de esto nos echamos una copita de vino en esta ocasión he comprado una garrafa “pack” de 15 litros de un vino delicioso “Cordero Guillen” se trata del especial de esta bodega es como una especie de reserva con un dulzor que esta riquísimo no vale para hartarse de vino ya que a la cuarta copita ya empieza a empalagar pero para acompañar al chef mientras hace el guiso es estupendo.

Pues comenzamos preparando los ingredientes, si el costillar está de una pieza lo cortamos en trozos quedando como se muestra en la imagen.

Troceamos la cebolla, el pimiento y el tomate. Pelamos y limpiamos las patatas y las zanahorias, le damos un trago al vino para calentarnos el gaznate y ponemos la olla en el fuego con un poco de aceite de oliva virgen extra.

Una vez se caliente el aceite le añadimos la cebolla troceada, el pimiento, las zanahorias y unos cinco granos de pimienta negra. Esto ya empieza a oler bien, vamos pochando las verduritas y acto seguido cuando ya estén bien rehogadas añadimos el tomate en trozos y las dos hojas de laurel, tal y como se muestra en la siguiente fotografía. Ahora es el momento de añadirle un poco de sal.

Seguimos rehogando un poco y añadimos las costillas, después de unas vueltas con la cuchara de madera de boj añadimos el vino blanco, yo normalmente lo echo a ojo pero aproximadamente es un vaso.

 

Dejamos hervir unos minutillos hasta que el vino se reduzca un poco y añadimos agua y las patatas en trozos.

 

Ya vamos acabando y ya va cogiendo forma el guiso lo que queda de la receta es dejar hervir, probar el caldo y añadir sal si fuese necesario.

 

Yo le he añadido un poco de colorante amarillo para que le de a las patatas con costillas un color un poco más amarillo pero esto no altera en nada el sabor, así que, a gusto del consumidor.

Finalmente nos queda un platito de patatas con costillas como el que nos aparece en la fotografía, muy rico en este caso he optado por dejar el guiso un poco seco pero añadiéndole un poco más de agua a la hora de hervir quedaran unas papas con costillas más caldosas.

 

Bueno pues se trata de unas patatas con costillas muy fácil de hacer y muy rica, os animo a hacerla y me comentais el resultado.

One Comment

  1. Comment by Glo.:

    No es cierto que no te lee nadie, muchas veces visito blogs sin comentar y supongo que no sere la unica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *